Namasté Beauty!

Hoy hablamos de energía, esa fuente inagotable de vibración que nos puede llevar a lo más alto o dejarnos aplastadas en el sofá.

Es fácil decir que todo el mundo puede estar en alta vibración pero claro… como toda hija de vecina, algunos días te sientes llenísima de energía, te comes el mundo y en cambio otros días es el mundo el que te come a ti.
Pues bien, eso tiene que ver con tus vibraciones energéticas. Es decir, esa frecuencia, esas ondas, esa forma en la que la energía llega a tus células.

La energía no es más que movimientos que suben y bajan que duran apenas un segundo y se mide en b Hertz (Hz).

Para que lo entiendas más fácil: ¿sabes cuando estás en un lugar donde la música está extremadamente alta y notas que tu cuerpo “rebota” con ella? Pues esas son las ondas a gran escala.

Y ahora, teniendo un poquito más claro este concepto, te contamos lo que puedes hacer para que tu vibración siempre esté alta y seas tú quien te comas el mundo.

Eso sí… esto no es milagroso. Para mantener tu energía alta, debes invertir tiempo. Digamos que lo mejor es que forme parte de tu estilo de vida. Tener hábitos que te ayuden a mantenerla en alta vibración.

 

Ahora sí. Vamos a lo que has vendido. 

1.- MAÑANAS MÁGICAS

Como bien conocerás el dicho: “Levantarse con el pie derecho” es una realidad.

No es que seamos fan de los refranes (bueno, un poco sí), pero cómo comiences tu día es imprescindible.

Vamos a crear un sello energético.

Y es que realmente es muy muy pero que muy fácil:

  • Antes de coger el móvil y enchufarte a las redes sociales, dedica 5 o 6 minutos a despertarte: levántate, prepara tu desayuno sin prisa y ponte música. Te sugerimos las frecuencias del amor (528Hz) o del agradecimiento (432Hz).
  • Sonríete. No importa que sea temprano o que estés aún con legañas en los ojos. Cuando te levantes, estira tu cuerpo y sonríe. De este modo le envías a tu mente y tu cuerpo la creencia de que todo va a estar bien.

 

2.- CARPE DIEM: VIVE EL PRESENTE

Lo sabemos, parece casi imposible… pero eso es porque te exiges estar presente todo el tiempo a todas horas.

Aquí te proponemos que cuando te des cuenta de que estás más preocupada por el futuro (que todavía no ha llegado) o pensando en el pasado (ese pasado que ya no puedes cambiar), tomes aire y prestes atención a tu momento presente. A tu realidad actual. Respira profundo, exhala con un suspiro y mantente fijándote en lo que tienes en ese momento exacto ante ti. Verás que es mucho más fácil de lo que parece a simple vista.

 

3.- MEDITA

Esto no significa entrar en el Nirvana cada vez que te sientes con las piernas cruzadas.

Solo dedícale unos minutos a tu estado del Ser. Siéntate, ponte música de relajación o una meditación guiada corta (con 3 minutos es suficiente) y busca ese momento de conectar contigo.

Y recuerda que si vienen pensamientos (es lo más normal del mundo), déjalos pasar y vuelve a ti.

 

 

4.- CUIDA TU ALIMENTACIÓN

¿Has probado el ayuno intermitente y una alimentación sana?

Créenos, quizás no eres consciente pero sí lo has hecho.

Imagina que cenas algo ligero y saludable a las 21.00.
Tú siguiente comida es un almuerzo a las 11.00.
En ese caso habrás ayunado 14 horas ¡nada más y nada menos!

Puedes tomar desayunos líquidos, eso no rompe el ayuno.

La idea es que tu estómago no trabaje o lo haga lo mínimo posible, por eso sí que se recomienda tomar líquidos (sin azúcar ni cafeína) para que no deshidrates tu cuerpo.

¿Fácil verdad?

Pues alucinarás cuando veas que al sustituir los azúcares (sobretodo los industriales) por fruta, verdura o frutos secos, tu energía se dispara por los aires.

Te animamos a que pruebes a hacerlo durante unos días y compruebes el resultado.

 

5.- PERSONAS VITAMINA

Rodéate de personas que te dan un chute de energía. Esas que no viven en la queja y que te inspiran.

Personas que se alegra de tus logros y celebran tus éxitos.

Y si crees que esto te cuesta o es difícil, comienza reduciendo el tiempo que pasas con personas que no son tan positivas… que se quejan de todo y por todo.

Ya verás que alejando a estas personas de forma gradual, irá aumentando el número de personas que encuentras con la energía a tope.

 

6.-AGRADECE

Hacerlo te va a conectar con toda la abundancia que tienes a tu alrededor, así de simple.

Empieza a valorar todo aquello que SÍ tienes. Y deja de enfocarte en lo que no tienes o lo que no te gusta.

Te ponemos un ejemplo sencillo.

Imagina que te levantas y esperabas un día super soleado, pero ¡vaya!… como no puedes controlar el tiempo, resulta que se ha puesto a diluviar.

  • Tu primer pensamiento: “mierda… voy a pillar tráfico para ir al trabajo”
  • Sustitúyelo por: “Cómo me gusta el olor a lluvia. Como quizás hay un poco de tráfico extra, aprovecho para escuchar mi podcast favorito de camino al trabajo”

 

Que sí puedes, querida! Créenos. Es cuestión de práctica.

Al principio te resultará forzoso y costará encontrar las razones para agradecer o ver el lado bueno de las cosas… pero no dejes de intentarlo porque FUNCIONA!

 

Como regalo por llegar hasta aquí, te dejamos nuestra lista de reproducción con música en varias Hertz. Aquí puedes encontrar más de 13 horas de música para vibrar alto, sanar y amor propio, tanto en podcasts de varias horas como canciones sueltas: LA MEJOR LISTA DE HZ

 

Y recuerda que esto solo funciona si lo metes en tu vida como hábitos saludables. Hacerlo ocasionalmente no va a hacer que obtengas los resultados que esperas.

Bienvenida a la BEAUTY VIDA.

 

Te veo pronto.

OM SHANTI.

 


Dejar un comentario